Video: De esta forma puedes desenroscar un tornillo, cuando no dispones de la llave apropiada.







«En casa del herrero, cuchillo de palo…» ¿Quién en su vida no ha oído este refrán? Pero lo cierto es que estas cosas suceden incluso en casa de los especialistas más experimentados: se te presenta de pronto la necesidad de quitar uno o varios tornillos, y en ese momento no dispones de la llave adecuada.

Una de estas problemáticas es qué hacer cuando necesitas sacar un perno pero no tienes la llave correcta que le hace a la medida de este perno. En ese momento vas a tu caja de herramientas, la das vuelta, con la eterna esperanza de que por casualidad haya una escondida en el fondo de esta, le pides a tus vecinos, pero nadie tiene como ayudarte. Para estos momentos de frustración y de poco tiempo, te tenemos una práctica solución.

Este método te ayudará a sacar cualquier perno, por muy grande, pequeño, o ajustado que este esté sin necesidad de una llave a su medida en absoluto. Sólo necesitas un perno y su tuerca, debes ponerle la tuerca al perno que utilizarás como palanca hasta que el perno que quieres sacar quepa justo entre la cabeza y la tuerca del primero. Entonces, una vez ya ajustada, utilizas el cuerpo del perno como palanca y lo giras con fuerza. Podrás observar como el perno comienza a girar y a soltarse, tal y cual lo estuvieras haciendo con una llave.

Quizás suene algo complejo, pero en realidad es muy simple. De cualquier manera, para asegurar que lo hayas comprendido a cabalidad, te dejo el video para puedas observas como se hace con tus propios ojos.

Haz click aquí para ver el video