Una ciudad de Texas eliminó el inglés como idioma oficial







Farmers Branch, una ciudad de 30.000 habitantes ubicada en el estado de Texas, derogó una norma que decretaba al inglés como su idioma oficial.

La ordenanza estaba vigente desde el año 2006, argumentando que ello ayudaría a la integración de la comunidad.

Si bien la Constitución de Estados Unidos está escrita en inglés, no determina un idioma oficial para el país. A través de los años ha habido propuestas para determinar al inglés como idioma oficial de Estados Unidos, la más reciente en febrero de este año, pero ninguna ha prosperado hasta ahora. En tanto, de acuerdo a la Oficina del Censo de Estados Unidos, en este país se hablan más de 300 idiomas; 169 de ellos son de origen nativo americano.

“Este no es uno de los temas más populares, pero hay que hacer lo que es correcto para Farmers Branch, más allá de que sea popular o no”, comenzaba el alcalde Robert Dye en la presentación del tema ante el concejo municipal.

Dye aseguró que la decisión de derogar la norma “no va a cambiar la forma en que hacemos nuestros negocios ni nuestras leyes”, haciendo referencia a uno de los principales argumentos presentados en 2006 al oficializar la disposición.

El alcalde agregó que la derogatoria de dicha resolución iba a ser un síntoma de la inclusión y un mensaje de bienvenida “de cualquier persona a nuestra ciudad”.

La medida fue recibida tanto con polémica.

La derogación de la ordenanza se dio el 28 de noviembre y fue una decisión unánime del concejo municipal. De acuerdo a las proyecciones de la municipalidad de Farmers Branch, la mayoría de sus habitantes serán de origen hispano en 2022.

En redes sociales algunos usuarios aseguraron que en Farmers Branch debería usarse solo el inglés por ser una ciudad del país norteamericano. “No importa cuántos mexicanos tengan, aún están en Estados Unidos”, se leía en un tuit.

Otro opositor que criticaba la medida ironizaba: “Todos los residentes ahora deben usar burkas o turbantes, lo que es el sometimiento a la cultura anticristiana. Las Fuerzas de Seguridad detendrán a los infractores”.

“Oh, por dios. Esto no debe pasar. Estoy horrorizada”, tuiteó esta usuaria.

“Farmers Branch quiere que todos “asimilen” hablar español más que inglés para adaptarse. ¿Qué sigue ahora? ¿Árabe en San Diego donde vive la segunda población más grande de musulmanes?”, escribió este:

Hubo algunos usuarios que llamaron a boicotear la decisión y revocar al alcalde.

En tanto, otros usuarios de Twitter saludaban la medida y felicitaban al alcalde Robert Dye por considerarla.

“‘Las cosas no solo pasan, la gente hace que pasen las cosas’. Felicito al alcalde Robert Claire y a mi colega Ana Reyes por su liderazgo para rechazar la ordenanza de solo inglés en Farmers Branch”, tuiteó el político Rafael Anchía.

“Ya era hora que Farmers Branch rechazara la ordenanza. Considera la cantidad de personas a las que se les están privando de sus derechos por no tener documentos oficiales en otros idiomas”, dijo Dominique P. Torres.