Trump aplica la ley de inmigración de Clinton anteriormente aplicada por Obama

Donald Trump está aplicando una ley de inmigración aprobada por el Gobierno de Bill Clinton en 1997. Lo está haciendo en toda su extensión, pero es ahora cuando las redes sociales y medios estadounidenses la critican.

La doble moral estadounidense se pone de manifiesto en estas últimas horas, más cuando se ha sacado a relucir imágenes de niños sin padres en cárceles y jaulas. Artistas, periodistas y medios de comunicación no han dudado en usar estas fotos, reales, para cargar contra Trump. El único pero, es que las imágenes fueron tomadas en 2014, en tiempos de Barack Obama, quien no recibió ni una sola crítica por ello. Ahora, con Trump en la presidencia, personas sin escrúpulos no dudan en hacerlas circular haciéndolas pasar por actuales.

En plena era de las fake news, renombrados y verificados perfiles sociales muestran fotos de niños en jaulas, otros tirados literalmente en el suelo, como agonizantes en una cárcel. Las fotos fueron tomadas en realidad en 2014, de hecho, una de ellas, de AFP, obtuvo un premio periodístico aquel año. Pese al bulo, ninguno de estos perfiles se ha retratado, al menos hasta ahora.

Trump no ha aprobado ninguna ley que permita la separación de familias, sino que ésta fue aprobada en 1997 por el Gobierno de Bill Clinton. En concreto, la ley exige conocer si realmente los adultos acompañados de los niños son sus padres biológicos. Mientras se verifica la información, la ley establece que las familias sean separadas.

La CNN, un medio muy crítico con Trump, asegura en uno de sus artículos: “Un tema relacionado es si Trump pagará un precio político por su falsa afirmación de que las separaciones son culpa de los Demócratas y no el resultado del cambio en su propio gobierno en lo que respecta a cómo son tratados los inmigrantes indocumentados”.

Hay que remontarse a la ley de inmigración de 1997, en que el que se permite esta separación de familias para verificar que los niños están acompañados de sus familiares y padres. De esta forma, los adultos que viajan de forma ilegal con niños a EE UU son detenidos y se inicia el trámite de la deportación. La ley previene contra el tráfico de niños, ya que no está verificado si éstos menores son realmente sus hijos, por lo que se decide separarlos.

El llamamiento de Obama en 2014 a los inmigrantes ilegales: no viajen con sus hijos

El propio Barack Obama pidió a los inmigrantes ilegales no viajar con niños debido a la ley estadounidense. Y es que, en aquellos años, la avalancha de niños solos cruzando la frontera fue una de las peores crisis humanitarias al otro lado del Atlántico.

Obama exigió que los adultos no enviaran a sus propios hijos solos a EE UU porque es “peligroso”. Asimismo, tuvo que pedir permiso para pagar 3.700 millones de dólares para tratar de afrontar el asunto.

“Los padres necesitan saber que esta es una situación increíblemente peligrosa, y es poco probable que sus hijos puedan quedarse”, afirmó Obama sobre los 57.000 menores no acompañados que cruzaron la frontera de forma ilegal. “Les he pedido a los padres de América Central que no pongan a sus hijos en peligro de esta manera”.

Por https://intereconomia.com