Se tomó una selfie, se la mandó a la hija y se llevó una enorme sorpresa







Una mujer estadounidense y su marido se fueron de vacaciones a Hawaii. Estaban comiendo en un restaurant cuando ella decidió tomarse una selfie para enviársela a su hija de 18 años, quien no fue al viaje con ellos.

La hija recibió las fotos vía iMessage, aplicación de mensajería de Apple, y cuando estaba revisándolas no pudo evitar notar un pequeño gran detalle a la izquierda de su madre, un rostro familiar para cualquier adolescente.




Su madre había sufrido un “photobomb”, la popular broma de colarse en fotos ajenas, nada más y nada menos que de parte de Nick Jonas, el famoso cantante y actor estadounidense que causa sensación en la audiencia juvenil.

La mujer no tenía idea de quién era Nick y no se dio cuenta de nada, hasta que después su hija, Presley, le dijo que era alguien famoso y que le había hecho un photobomb.

La joven subió las fotos de su madre a Twitter, y éstas rápidamente se viralizaron, logrando miles de retuits y favoritos.