12 fotos que te demostrarán que la depresión es un gigante invisible







“La depresión no tiene una “cara”, detén el estigma”, dice uno de los poderosos relatos.

Septiembre es el mes nacional del prevención del suicidio, aunque debería ser todos los meses sin excepción. Instagram se ha inundado en las últimas semanas de potentes historias de supervivencia, y es algo que simplemente uno no puede ignorar. Cuando te dicen que alguien tiene depresión, uno se imagina a una persona con una botella con píldoras en una mano y una cajetilla de cigarros o una nota suicida en la otra, pero la verdad es algo más complicado que eso. La depresión se oculta en una sonrisa, en comer delicioso y disfrutar. Por favor, te lo ruego, si necesitas ayuda BÚSCALA antes de que sea muy tarde. Hay personas que te pueden ayudar, siempre existirá alguien que te quiera escuchar. No estás solo.

 

1.”Mi cara de depresión, y sí, posible tener depresión con un niño. La depresión te impide hacer las cosas que quieres hacer porque es literalmente es un desequilibrio químico en tu cerebro”.

Brittany Schroeder

2. “Este es mi novio, dos semanas antes de colgarse. Nunca lo entenderé…”.

Agnieszka Ostrowska

3. “Foto tomada 7 horas antes de que intenté suicidarme”.

This photo was taken just 7 hours before I tried to take my own life for the 3rd time. This photo was taken in the morning, we went for a walk and for some food with Eli. We laughed and enjoyed our time. That evening I took an overdose that left me in hospital for a week. . I had no idea I’d try to take my own life in the morning, I was smiling and loved the way my hair looked hence the selfie. Having BPD (undiagnosed for so long because the NHS wouldn’t listen) means that my mood can switch to suicidal in seconds over the slightest trigger. . Suicidal isn’t just crying, for those with a troubled life and long build ups to breaking point, it’s also snap decisions made whilst your son sleeps in the same house and your loving partner kissed you goodnight hours before. . We need to learn how suicidal tendencies can present themselves beyond our ignorance to the topic. By listening and learning even the tiniest triggers/signs we can save lives. ❤️

Una publicación compartida por Milly Smith 💛🌻☀️👑 (@selfloveclubb) el

“Esta foto fue tomada apenas 7 horas antes de que intenté tomar mi propia vida por la 3ro vez. Esta foto fue tomada por la mañana, fuimos a dar un paseo y por un poco de comida con Eli. Nos reímos y disfrutamos de nuestro tiempo. Esa noche tomé una sobredosis que me dejó en el hospital durante una semana.

No tenía idea de que iba a tratar de tomar mi propia vida en la mañana, estaba sonriendo y me encantó la forma en que mi cabello se veía por lo tanto el selfie. Tener BPD (no diagnosticado, por tanto tiempo porque el NHS no escuchaba) significa que mi estado de ánimo puede cambiar a suicida en cuestión de segundos sobre el más leve desencadenante.

Ser suicida no es sólo llorar, para aquellos con una vida problemática y larga acumulación de puntos de ruptura, también es tomar decisiones rápidas, mientras que tu hijo duerme en la misma casa y tu pareja amorosa te da un beso buenas noches. Necesitamos aprender cómo las tendencias suicidas pueden presentarse más allá de nuestra ignorancia al tema. Al escuchar y aprender incluso los más pequeños detonantes / signos, podemos salvar vidas”.

 

4. “Esto fue días antes de que mi marido se quitara su propia vida. Los pensamientos suicidas estaban allí, pero nunca sabes”.

 

5. Ambas fotos luce “suicida”, pero no le creyeron.

“No pareces suicida” … Recuerdo estas palabras que salieron de la boca del doctor justo después de que yo le dijera que estaba pensando en suicidarme. Recuerdo en ese momento como mi yo de 14 años sentía invalidación, tonta y avergonzada; algo que nadie en esa mentalidad debería tener que sentir. Me fui, sintiéndome confundida, ¿cómo se supone que iba a lucir? ¿Con una botella de pastillas en una mano y una nota de suicidio en la otra? Esas palabras casi me costaron mi vida, ese juicio, esas estúpidas palabras. Recuerdo la noche del año pasado que me fui en espiral y tomé sobredosis en mi sala de estar. Recuerdo haber pensado: “No puedo tener ayuda, no parezco suicida, no encajo la cuenta, se reirán de mí”. Recuerdo haber pensado que debía haber mirado la parte, debía de haber estado usando el traje suicida correctamente cuando me desperté en la sala de reanimación mientras que alrededor de mí estaban preocupados, caras preocupadas y tristes. Para entonces esto podría haber sido demasiado tarde, podría no haber estado allí para ver esos rostros tristes si mi compañero no hubiera salvado mi vida… Esto, este es el peligro de pensar que la salud mental tiene una “cara”, una “mirada”. Así es como el estigma, la ignorancia y el juicio hacia la salud mental / suicidio afecta a los que están mal… En estas dos fotos soy suicida, quizás no de la misma manera, pero en ambos días tuve pensamientos suicidas corriendo alrededor… Detén el juicio. Detén el estigma”.

Tw: talk of suicidal tendencies. . “You don’t look suicidal”… I remember these words coming from the Dr’s mouth right after I’d just told him that I was having thoughts of suicide. I remember in that moment my 14 year old self felt invalidation, dumb and embarrassed; something no one in that mindset should have to feel. I left feeling confused, what was I supposed to look like? A bottle of pills in one hand and a suicide note in the other? Those words nearly cost me my life, that judgment, those stupid stupid words. . I remember the night just last year that I spiralled and overdosed in my living room. I remember thinking to myself “I can’t get help, I don’t look suicidal, I don’t fit the bill, they’ll laugh at me”. I remember thinking I must have looked the part, must have been wearing the suicidal costume properly when I woke up in Resus as all around me were concerned, worried and sad faces. By then this could have been too late, i might not have been there to see those sad faces if my partner hadn’t of saved my life. . This, this is the danger of thinking mental health has a ‘face’,a ‘look’. This is how stigma, ignorance and judgement towards mental health/suicide affects those who are poorly. . In both these photos i’m suicidal, perhaps not in the same way but on both of these days I had suicidal thoughts racing around. . Stop the judgment. Stop the stigma.

Una publicación compartida por Milly Smith 💛🌻☀️👑 (@selfloveclubb) el

 

6. “Decaída – Sí, sigo decaída”.

“La depresión no tiene un “aspecto” que puedo ponerme, me puedo levantar, tener un día genial y todavía ser suicida. La depresión es cruel e implacable, a veces el día en que yo “luzco” la menos deprimida es que estoy sufriendo más.  Hay un estigma de tener que verse frágil, roto, con maquillaje corrido, botella de vodka y una nota de suicidio en la mano para ser digno de ayuda/atención para tu dolor. La depresión se esconde en la cama.

La depresión también es estar fingiendo una sonrisa en público. La depresión es a veces estar agotado al levantarse de la cama. La depresión también es un exceso de ráfagas de energía para tratar de distraerse. La depresión es el llanto, el odio y el temor. La depresión también está riendo y tratando de encajar. La depresión es negra, oscura y fría. La depresión también está llevando una vida “normal” y parece “funcionando”. La depresión es agonía. La depresión es también un amigo, una comodidad… No juzgues. Nunca se sabe lo que alguien está pasando detrás de una sonrisa o una risa. Sé gentil. No tienes idea de lo mucho que una palabra amable podría significar para alguien.

La depresión no tiene una “cara”, detén el estigma”.

This photo was taken just 7 hours before I tried to take my own life for the 3rd time. This photo was taken in the morning, we went for a walk and for some food with Eli. We laughed and enjoyed our time. That evening I took an overdose that left me in hospital for a week. . I had no idea I’d try to take my own life in the morning, I was smiling and loved the way my hair looked hence the selfie. Having BPD (undiagnosed for so long because the NHS wouldn’t listen) means that my mood can switch to suicidal in seconds over the slightest trigger. . Suicidal isn’t just crying, for those with a troubled life and long build ups to breaking point, it’s also snap decisions made whilst your son sleeps in the same house and your loving partner kissed you goodnight hours before. . We need to learn how suicidal tendencies can present themselves beyond our ignorance to the topic. By listening and learning even the tiniest triggers/signs we can save lives. ❤️

Una publicación compartida por Milly Smith 💛🌻☀️👑 (@selfloveclubb) el

 

7. “Esta es la depresión en nuestra casa”.

“Esto es la depresión en nuestra casa. Traté de colgarme en mi ático cuando la junta se rompió y caí a través del techo, alertando a mi familia. Lucho todos los días. Mi marido intenta lo mejor pero no puede, no lo entiendo. No sé por qué no puedo deshacerme de la depresión. Tengo una familia maravillosa. Me siento egoísta, perdida, enferma y enojada conmigo misma.

Estoy tratando de encontrar algo bueno hoy para dar esperanza para el mañana. Hoy, lo intento”.

Zoe Vanmeter

8. “Así es como la depresión lucía no mucho antes de que perdiéramos a nuestro querido Luke. La depresión es una enfermedad grave. No rechaces a las personas que están sufriendo”.

Lisa Althoff

 

9. “Mi hija también. La noche antes de que ella terminara en el hospital habían ido con su papá a la danza “padre-hija” y lo pasamos de maravilla. Afortunadamente sigue viva hoy y aprendiendo a vencer su enfermedad. Ella tenía 8 años en ese momento”.

Rayna Gawel

10. “Este es mi hijo, justo antes de ir a su computadora para buscar cómo colgarse correctamente. Dos días más tarde lo hizo”.

Tasha Bernstein Collins

11. “Estoy en el doctor, buscando ayuda, la mayoría no tiene idea de lo que estoy pasando y que lloro en la ducha o en el coche en mi camino a casa del trabajo o que no puedo dormir por la noche a causa de ataques de pánico”.

Amy Kramer

12. Y por último, una fuerte historia.

“No se puede decir, ¿verdad? No se puede decir por la mirada en mis ojos o el sonido de mi voz, incluso. Estás pensando “¡estás sonriendo!” Sí. Sí, estoy sonriendo. Sonreí para no hacerte sentir mal. No quiero que te sientas como yo. Tampoco quiero que sientas que hay algo que puedes hacer para que me “sienta mejor”. No hay nada que alguien pueda hacer. Tengo que trabajar a través de ello por mi cuenta. La peor parte es que esta lucha la conozco. Reconozco la familiaridad de todo. Vacía, solitaria, pesada, cansada… Tan cansada… Todo es ruidoso, todo es molesto, no tengo paciencia, quiero quedarme sola, quiero quedarme en la cama, no quiero trabajar, quiero comer todo sin cocinar nada, la mejor parte es que yo no me he sentido así en mucho tiempo y lo reconozco por lo que es. Yo soy la que cocina y hace artesanía. Tú ves eso en el exterior pero no ves la oscuridad dentro mío. Para aquellos que también están sufriendo …. POR FAVOR, BUSQUEN AYUDA. El tratamiento es diferente para cada persona. Haz lo que es mejor para ti. Estoy haciendo lo que funciona para mí mientras vuelvo a Monique. Así que por ahora – sonrío, y que la gente sepa que estoy luchando”.